Puiggari: «La fe es mucho más que esencial, es vital por eso en momentos de peligro nos aferramos a Dios»

A pocas horas celebrarse la festividad del Corpus Christi, Monseñor Puiggari pidió por el fin de la pandemia, la salud de las personas afectadas por Covid y por los agentes de salud que sirven incansablemente.

Con motivo de la cercanía de la festividad del Cuerpo y la Sangre, que por segunda vez se celebrará en un contexto de pandemia, Monseñor Juan Alberto Puiggari dialogó en Radio Corazón sobre el reciente documento de la  Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina, la situación epidemiológica  actual y del modo por el cual se celebrará la festividad de Corpus Christi.

En la entrevista realizada en el programa «Somos comunidad», el Arzobispo de Paraná se refirió a la pandemia: «quizás estamos pasando el momento mas difícil, es un momento para fortalecernos muchos en la fe y pedirle mucho a Dios que aleje la pandemia, fortalezca a los que transitan la enfermedad y a todos los que están trabajando», señaló.

«Creo que hace falta un espíritu solidario, todos podemos colaborar un poquito a que esto sea mejor y esa es la gran responsabilidad que tenemos los cristianos», remarcó Puiggari.

En tanto a la celebración del domingo, el prelado dijo sobre su significado mas profundo; «en Corpus Christi le decimos al Señor estas calles son tuyas, estás familias son tuyas, esta ciudad es tuya protéjala», señaló.

«Vamos a celebrar virtualmente, en primer lugar en el seminario considerado que todos allí son una burbuja en si misma  y eso nos permite celebrar la Misa  con un decoro especial y desde allí saldremos con una pequeña caravana a visitar algunos lugares donde se atienden los enfermos para pedir al Señor que bendiga a los médicos, enfermeras y proporcione la salud a los enfermos», explicó en relación a la organización.

Sobre el final de la nota, y en clara referencia al documento de la  Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina y las restricciones vigentes sobre la celebración del culto en tiempos de pandemia, el Arzobispo dijo que «la fe es mucho más que esencial, es vital y en momentos de peligro nos aferramos a Dios».