Inicia hoy la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2022

Este martes 18 de enero comienza la celebración de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos que lleva por lema “Nosotros hemos visto aparecer su estrella en el Oriente y venimos a adorarlo”, una cita tomada del Evangelio de San Mateo sobre los Reyes Magos que buscaban a Jesús, el Salvador recién nacido.

Desde hace ya algunos años, el Consejo Ecuménico de las Iglesias y el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos encargan los materiales de oración para esta semana, que se celebrará hasta el 25 de enero, a Iglesias y comunidades eclesiales confesionales diversas de alguna región geográfica.

En esta ocasión, para la semana de oración de 2022, se los han pedido al Consejo de Iglesias de Próximo Oriente (Middle East Council of Churches), con sede en Beirut (Líbano)

Sobre el tema elegido, el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos señala que “más que nunca, en estos tiempos difíciles, necesitamos una luz que brille en las tinieblas, y esa luz que proclaman los cristianos se ha manifestado ya en Jesucristo”.

“En esta región del mundo donde los derechos humanos son habitualmente pisoteados por intereses políticos y económicos injustos, afectada por la actual crisis sanitaria internacional sin precedentes y que sufre por las pérdidas materiales y humanas a consecuencia de la grave explosión que devastó Beirut el 4 de agosto de 2020, el grupo ecuménico local ha hecho todo el esfuerzo necesario para presentar este trabajo fruto de la participación en los encuentros y reuniones online”, explicaron.

El material propone una serie de oraciones, reflexiones y esquemas de celebraciones, entre otros, para los ocho días de la semana de oración.

Para cada uno se sugiere además un tema de reflexión acompañado de una cita bíblica:

Día 1: “Nosotros hemos visto aparecer su estrella en el Oriente” (Mt 2, 2) Tú nos alzas y nos atraes hacia la plenitud de tu luz.

Día 2: “¿Dónde está el rey de los judíos recién nacido?” (Mt 2, 2) La humildad del rey destruye las murallas y reconstruye con amor.

Día 3: “El rey Herodes se inquietó mucho cuando llegó esto a sus oídos, y lo mismo les sucedió a todos los habitantes de Jerusalén” (Mt 2, 3) La presencia de Cristo pone el mundo al revés.

Día 4: “Tú, Belén…. no eres en modo alguno la menor” (Mt 2, 6) Aunque pequeños y humillados, nada nos falta.

Día 5: “Y la estrella que habían visto en Oriente los guió” (Mt 2, 9) Guiados por el único Señor.

Día 6: “Vieron al niño con su madre María y, cayendo de rodillas, lo adoraron” (Mt 2, 11) Reunidos en adoración al único Señor.

Día 7: “Sacaron luego los tesoros que llevaban consigo y le ofrecieron oro, incienso y mirra” (Mt 2, 11) Los dones de la comunión.

Día 8: “Regresaron a su país por otro camino” (Mt 2, 12) De las rutas usuales de la separación a los nuevos caminos de Dios.

En una carta conjunta, con fecha 28 de octubre de 2021 y enviada a los obispos responsables del ecumenismo; el Cardenal Kurt Koch, Presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos; y el Cardenal Mario Grech, Secretario General del Sínodo de los Obispos, alentaron a celebrar la semana de oración por la unidad de los cristianos, teniendo en mente el Sínodo de la Sinodalidad que esté en proceso y que concluirá en Roma, en octubre de 2023.

La secretaría general del Sínodo y el Pontificio Consejo ofrecieron además esta oración para esta semana:

Padre Celestial,
como los Reyes Magos que viajaron a Belén guiados por la estrella,
así, con tu luz celestial,
guía a la Iglesia Católica para caminar junto a todos los cristianos en este período sinodal.
Como los Reyes Magos que estaban unidos en su adoración a Cristo,
acércanos a tu Hijo y acércanos así unos a otros,
para hacernos signo de la unidad que deseas para tu Iglesia y para toda la creación.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén

Las fechas de la celebración de esta semana fueron propuestas en 1908 por el anglicano Paul Watson para cubrir el periodo entre la fiesta de San Pedro y la de San Pablo, que tienen un hondo significado.

En el marco de estas celebraciones el Papa Francisco presidirá el rezo de las Vísperas a las 17:30 (hora de Roma) en la Basílica San Pablo Extramuros en Roma, el martes 25 de enero, día en el que también se celebra la Solemnidad de la Conversión de San Pablo Apóstol.

San Pablo –entonces conocido como Saulo– fue derribado del caballo camino a Damasco por el mismo Jesús a través de una luz del cielo que brilló sobre él y sus compañeros, quedó ciego y luego decidió convertirse en cristiano.

Para acceder a los materiales para la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, puede ingresar AQUÍ.